No a la minería en «Los Gigantes».

CUIDADO DEL MEDIO AMBIENTE

Hechos que hicieron historia.

El Cerro “Los Gigantes” y la mina de uranio.

Lic. Ana Claudia Simes
Corrían los años ´80 cuando se suscribió un contrato de arrendamiento  ( contrato de explotación ) entre la Comisión Nacional de Energía Atómica ( CNEA ) y Sánchez Granel Ingeniería S.A. sobre el yacimiento de minerales de uranio denominado “Schlagintweit”, ubicado en la región del cerro “Los Gigantes”, Provincia de Córdoba, República Argentina. Se puede considerar a esta fecha como el inicio de un tiempo de trágicas decisiones para el medioambiente de las Sierras Grandes, dadas las incontables consecuencias negativas que aun hoy subsisten en la zona. Se trata -nada más ni nada menos- de la peor  EXPLOTACIÓN MINERA A CIELO ABIERTO SIN REMEDIACIÓN AMBIENTAL HASTA LA FECHA cerca de nuestra localidad de Tanti. La misma fue llevada a cabo durante toda esa década sobre el espacio biogeográfico de la actual “Reserva Hídrica Provincial de Achala”, zona de alta prioridad de recursos naturales y turísticos.


Pero…el pueblo un día dijo: “¡BASTA!”Esta experiencia absolutamente desfavorable para toda la cuenca del Lago San Roque, hizo que en el año 1997 surgiera con fuerza una polémica generada por la posibilidad de que la CNEA instalaría un repositorio de residuos de uranio en esa misma pero inactiva mina de “Los Gigantes”. Se trataba de entre 20 mil y 40 mil toneladas de colas de tratamiento ( desechos del proceso de extracción de uranio ) que fueran enterrados hace mucho tiempo atrás en un pozo conocido como el “ chichón” del Complejo Fabril de Alta Córdoba. 

La noticia se desparramó con virulencia y los vecinos de Tanti, organizados bajo el nombre de los visionarios del “Grupo por la Vida”, acompañados por innumerables organizaciones ambientalistas de Punilla, marcaron una feroz oposición. Dijeron ¡Basta!.Comenzó un estado de alerta general y un reclamo pocas veces visto en estos mansos paisajes serranos. Tanti, puerta de ingreso natural a “Los Gigantes”, alteró su rutina, su tranquilidad y su pasividad. El punto de encuentro de los lugareños era la Plaza San Martín.  El objetivo era evitar que los camiones con residuos ingresaran a la montaña. ¡Cuántas anécdotas! Algunas divertidas, otras no tanto…pero todas estarán impresas en la memoria como una sencilla, rudimentaria aunque eficaz lucha colectiva: manifestaciones, reuniones, acuerdos, desacuerdos, búsqueda de información y contactos, armado de cartelería, convocatoria a los medios de prensa, organización en comisiones, juntada de firmas, debates y contra debates, notificaciones al Concejo Deliberante para la sanción de una ordenanza anti residuos peligrosos, movilización de las fuerzas vivas y compromiso de las instituciones sociales, guardias de control de paso de vehículos…mapas…ganar la calle…De eso se trataba, de ganar la calle. 

La unión de los pobladores fue tan categórica al punto que quedó grabado en la historia, como fuente de recuerdo, fuerza y alerta eterna contra todos los peligros medioambientales que acechan a nuestra naturaleza, cada vez más castigada.

Vale aqui agregar, que el año 2017, hubo un nuevo intento de abrir una explotación minera ( Mina Nacar ) en la zona de Los Gigantes. Una vez más, el pueblo se opuso. La movida anti mina ( «Tanti Despierta» ) fue encabezada principalmente esta vez por gente recién llegada a Tanti, «despertando» a mucha gente de la localidad que no se había ni enterado del hecho. El pueblo se había dormido. 

Es bueno repasar la historia mirando al futuro
Está bueno, de vez en cuando, repasar los hechos históricos, para enfatizar sobre los peligros potenciales y reales que existen cuando los intereses económicos se apoderan de los recursos de los pueblos.Si pensamos en estrategias de supervivencia a futuro, debemos considerar que históricamente Tanti ha sido un rincón de aire puro, agua cristalina, tierra con monte nativo protector de fauna y flora incalculable.Son muchos  y variados los riesgos a los que nuestros recursos naturales están expuestos en la actualidad: el agua, la tierra y el aire de Tanti podrían correr peligro si no se asume la importancia de una planificación estratégica urbanística, que contemple la creación de una Secretaría de Medio Ambiente Municipal, para que sean nuestros representantes en el poder los que primero -y sin trastabillar o verse tentado de entregar nuestros recursos a intereses ajenos- resguarden el patrimonio de la gente, alentando y apoyando a toda aquella institución que tenga a su cargo el manejo de recursos naturales, para que ningún tercero en discordia o ajeno a los intereses del pueblo tenga alguna vez la oportunidad de arrebatarnos nuestros recursos. Es de urgencia también acelerar la obra del tendido de red cloacal dado el avance de emprendimientos inmobiliarios, industriales, poblacional y turístico, entre tantos otros temas de interés público.Urge en Tanti que tengamos memoria de aquellos hitos de unión que nos salvaron de males naturales irreversibles y sin retorno, de intereses mezquinos que desconocen la identidad, atentan contra ella y contra el bienestar de todos los que habitan este suelo serrano. Siempre es bueno repasar la historia para por lo menos no chocar nuestras pisadas contra las mismas piedras.
                             Fotos de material de archivo: Ana Claudia Simes

Fotos y texto: Ana Claudia Simes

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s